jueves, 3 de julio de 2008

Nos vamos poniendo viejos

En el tacho de basura de mi oficina descansan vacías y arrugadas cerca de media docena de botellas Cifruts de todos los sabores y colores k han sido libadas y evaporadas ferozmente por este humilde escribidor en menos de 24 minutos, todo un récord guiness k lo más probable es k me haga mear como un ganado vacuno. La razón: la secona, léase la maldita resaka.

Esto no sería raro y mucho menos una novedad si es k el día anterior, osea ayer, me hubiera pegado una de esas brutales e inconscientes bombas k solía meterme en mis epokas cachimbianas, en donde, mis sedientos amigos y yo, flagelábamos nuestros aun virginales estómagos e hígados con preparadas pócimas y tragos baratos de dudosa reputación y kien sabe ké procedencia, k hacían k nos tranformemos en inmunes y pinches pendejitos. Pero eso, señores, no ha pasado. Ni volverá a pasar. Ayer, con esa responsabilidad k me caracteriza y sabiendo k había k laborar al día siguiente, sólo me tomé un par de jarritas de cervezas mientras conversábamos y reíamos con unos amigos. Ese par de cervecitas bastaron para k hoy amanezca con una secona de la refurinfunflai, sí créanlo. Todo ello no hace más k confirmar mis sospechas y esclarecer mis dudas: ya estoy viejo.

El tiempo pasa pues, no se detiene. y los hechos son los hechos. Sin darme cuenta me he convertido en un señorito, en un madurito, en un tío (casi me pongo a llorar cuando mi sobrinita me dijo "Hola tío Daniel"), en un casi parapléjiko para los esfuerzos físikos. Pronto, si sigo así, tendré k rekurrir a la milagrosa maca para recordar mis buenas épokas de orgasminator. Es k ya pasé el cuarto de siglo pues, hace rato k ya dejé de ser un estudiante universitario, y los polones con capucha y ojotas veraniegas han sido reemplazadas por sacos, corbatas y lustrados zapatos. Mis gustos y preferencias han cambiado drásticamente, ahora conversar trankilamente tomando una tazita de café me divierte más k tomando unas cervezas bien heladas. Prefiero mil veces ir a comer k ir a una diskoteka. Los fines de semana los usó para ver películas o dormir, cosa k era práctikamente un crimen tres o cuatro años atrás, cuando era un jovenzuelo ávido de aventuras. Mi madre es la más feliz con ese cambio, cree k ya maduré. Sólo falta cerrar este blog para convertirme en un cuasi antikuado padre de familia, sin esposa ni hijos claro está.

Creo k tendré k aceptar, como los machos, la actual y ¿cruel? realidad. Atrás ha kedado, rezagadísimo, ese cuerpo enérgiko y jovial k era capaz de aguantar heroíkamente hasta cuatro días seguidos de bailetones, juergas y despelotes. Atras kedó ese cuerpo fuerte k aguantaba, en épokas de exámenes finales, hasta tres boleteadas seguidas. Atras kedó akel joven deportista k jugaba hasta tres partidos de fútbol sin entretiempo alguno. Atrás kedó el cuerpo atlétiko con abdominales markados y tríceps envidiados. Atrás ha kedado el aventurero chikillo levanta-chikas-fáciles barrankinas. Ya nada de eso keda, el tiempo se lo ha llevado.

Ahora kedan los restos de un cuerpo de res con un físiko de Matusalén, k no es capaz de aguantar haciendo footing más de diez minutos, teniendo k chapar taxi para su regreso. Ahora keda un cuerpo cuadrado incapaz de superar kince minutos en una cancha de grass artificial. Ahora keda un cuerpo que sufre hasta lo insufrible para mover extremidad alguna al levantarse de la cama todas las mañanas. Ahora keda un cuerpo gelatinoso y no muy estétiko. Ahora, y esto es lo k más me preocupa, keda un cuerpo impotente y débil k se emborracha sólo con dos cervezas, como si fuera una abstemia lady virginal.

De nada sirve tener cara de kinceañero y estatura de primarioso, si mi físiko parece de un nonagenario. Me miró calato al espejo, y pienso: "me estoy poniendo viejo, conchesumare".

8 comentarios:

Caramelo de Uva dijo...

A esta edad solo nos toca cuidar el higado.

Diana ;) dijo...

es increible no? oseaaaa yo tb comparo y si antes podia bailar y tomar toda una noche sin descanso e irme de boleto a una clase pues ahora no lo hago ni a balas... ahora tomo y bailo y a jatear tooda la mañana y parte de la tarde siguiente... es un desastre!!!
ahora siento mi vida mas sedentaria :( y si no fuera por ti estaria mas activa jaaaa... mentira! estaria mas aburrida en realidad, la poca actividad fisica q realizo es gracias a ti :P

pero asi te sientas un tio como lo dices, igual nadie lo nota xq pareces un niño de 16 y si no fuera por tu chiva ni los 20 pasarias...ah! tu pekeña papada q ya se kiere asomar tb ayuda ;)

muakk

allapakuyaiki dijo...

debe ser bien triste mirarte al espejo calato jajaja,,pero bueno tus 26 no son ajenos a los cambios,, se va acercando el dia k tocara decirnos "el alma aun es joven"jijiji besotes :)

peregrino dijo...

Contra lo de tu visión personal frente al espejo nada pues, cirujano o psicologo, todo lo demás es cosas de práctica.

Nos leemos.

Marco dijo...

Habla chato unas chelas???????
jajaja.

Fiore dijo...

ay! jajaja recién has pasado el cuarto de siglo y aún no has entrado a la epoca 3 como ésta señorita y ya dices que estas viejooooo'??

malo malo malo

asi pasa cuando sucede mi estimado

bso

Frank MiChaell dijo...

No eres el unico que se esta poniendo viejo...

Melisa Marin dijo...

ke barbaro, me identifico la verdad,antes prendia un cigarro antes de mis clases de las 7 am y me habia acostado a las 5 y encima iba y daba examen cual jotita en despsdida de raymond manco.Ahora especado chupar entre semana y abran las ventanas si van a fumar!!! ya toy bien vieeeeeeee-ja!