domingo, 13 de abril de 2008

Mi soledad y yo

Ha vuelto. Ha regresado. Ella y todos sus compinches. Creo tener una relación de amor y odio con ella. Nos extrañamos mucho, nos amamos y nos odiamos. Pero ahora la muy conchuda ha regresado y me ha cagado otra vez. Aunk confieso, y acepto, no ha regresado con esa fuerza mortal con k solía regresar en épokas pasadas, k con sólo su aliento me mandaba al hueco más profundo y oscuro k jamás haya existido. No, esta vez ha regresado más bondadosa, tal vez sabiendo del daño k ya ha cometido en mí. Quizá se esta apiadando de mí. Quizá le doy pena. Será por eso k ha regresado tokando el timbre, pidiendo permiso. Tal vez kiere hacer las pases, y volver a amarnos y divertirnos como lo solíamos hacer. Nosé. Pero ha regresado, y hay k cuidarse. Ella es impredecible, traicionera, uno nunka sabe k pasará, no sabes k te hará. Por eso mi casco de minero, mi espada de Leonó, y mi escudo de tapa de basurero están atentos y listos para ser usados en alguna posible batalla contra ella, la maldita soledad.

Y como ya lo dije en un post anterior, la soledad, otrora amiga y fiel acompañante de mis monólogas tertulias, no llega sola. ¡No!. Llega acompañada de un batallón armado de barras bravas, de un ejército de fortachones guardaespaldas, de una jauría de feroces kamizakes, k son los k te dan el golpe mortal, la puñalada final, el knock out. Por eso hay k tenerle cuidado a la pendeja soledad, y mirarla con ojo wachimanesko. No debemos confiar en su aparente pasividad.

A veces me pregunto el pork de su regreso. Me pregunto si la soledad regresa pork le da la gana, sin ser invitada, como un boomerang, para darte una dosis de tristeza en el alma cuando se está muy contento. Como keriendo demostrar k no existen vidas felices, k la soledad y la tristeza son parte de esta injusta vida. K nadie se va salvar de ella. Como la ruler en las mujeres. O, tal vez, regresa pork uno la invita, abriendole la puerta de par en par con nuestras ilógikas decisiones, en otras palabras, al cagarla. Desconozko mayormente.

Tal vez la cagé o regresó sin previo aviso, no lo sé. Pero ahora todo es diferente. La odio. Me odia. La cruel soledad ronda mi casa, mi trabajo, mis caminos. Y aunk no es la misma fatal soledad de antaño, igual hace daño.

Dicen k hay k aprender a vivir con ella. Eso estoy tratando, pork parece k no kiere irse la muy terka, aunk, lo acepto, mi terko masokismo y mi irrazonable lokura amplían su estadía. Esperemos si puedo con ella, o si puedo compartirla con alguien.

Señores, la batalla ha comenzado.

8 comentarios:

allapakuyaiki dijo...

cuando amamos en soledad,
creemos que Dios se olvido de nosotros
observando al tiempro con negatividad;
cuando en realidad amar en soledad es amar a nada, sólo se vuelven escenas de nuestra imaginación, y quien tal vez se convierta en el mejor amor... y se transforme en amor a la soledad...

allapakuyaiki dijo...

ama tu soledad, travieso!!!

D I A N A dijo...

la soledad muchas veces se convierte en una buena amiga, solo con ella puedes explayar tus sentimientos con total libertad, puedes estar sentado o echado y con los ojos abiertos pensar en tantas situaciones reales o ilusorias, visualizarlas, y sentirte realmente feliz o realmente triste, pero en definitvo es mejor compañia si tu la buscas por q asi se convierte en una visita armonica, en una sesion relajante q te llena de paz o simplemente te libera de alguna guerrilla interna...

El problema es cuando esta viene acompañada de dolor, remordimiento o cuando esperas escuchar el sonido de la voz de alguien en esta sesion de relajacion donde la peculiaridad es... disfrutar del silencio y de la falta de compañia.

Nine dijo...

ella se parece a mi...si terminas como termino él...pues cheere por ti, pero no por ella...

juego de palabras! xD va a la batalla! donde si ganas sales perdiendo jeje

GINNA dijo...

LA SOLEDAD DESDE MI PUNTO DE VISTA ES UNA COMPANERA Y UNA CONSEJERA.
QUE BUENO QUE YA NO SEA TAN DANINA COMO ANTES PARA TI.

TE DEJO ALGO DE LO QUE PIENSO DE ESO:

http://ginnapuente.blogspot.com/2008/01/soledad.html

GINNA dijo...

No se, creo que con un alto nos sentimos mas protegidas, bueno mientras nos abraza...quiza sea eso..jajaja.

Daniel dijo...

allapakuyaiki: no me siento solo de soltero, sino solo de aburrido de todo.

diana: mi soledad solia ser la k describes, solia.

nine: es una batalla donde no puedes ganar parece.

gina:jaja esa es proteccion fisika nomas,, por dentro no te protegen nada

luna dijo...

no pelees contra ella entonces...invitala a pasar.. no la odies...entiendela y luego abrazala..despues puedes meterle un puñal x la espalda y engañarla...pero a la finales siempre seras de ella y ella de ti.